miércoles, 29 de abril de 2020

Reacciones diversas generó el siniestro vial protagonizado por un jugador del club Audax Club Sportivo Italiano.

Miércoles 29 de abril 2020 .- Reacciones diversas generó el siniestro vial con resultado de muerte protagonizado por un jugador del club Audax Club Sportivo Italiano, en entrevista con el medio ADN Radio Chile, el Vicepresidente Ejecutivo de Fundación Emilia señaló: “Lamentablemente ocurre este delito vial con los jugadores de Audax. Para nosotros como fundación, esto no es un accidente. Eso es un hecho inevitable, como un terremoto. Manejar con alcohol, es un hecho completamente evitable. Todos saben que el alcohol influye en la forma de conducir. Esto no es un accidente, es un delito vial”. Este no es un tema nuevo y la preocupación existe desde hace varios años, tal cual lo señala La Tercera, son varios los futbolista que se han visto involucrados en este tipo de siniestros viales, siendo los casos más reconocidos los de Arturo Vidal durante la Copa América en el año 2015 y de Gary Medel durante el mes de enero de 2009.

Consultada por Publimetro, Carolina Figueroa, Presidenta de Fundación Emilia, señaló que: “Es lamentable que una vez más se vean este tipo de hechos. No es la primera vez que tenemos a un futbolista asociado con alcohol en la conducción. Más aún, esto se acrecienta porque estamos en un contexto de pandemia, entonces, te das cuenta de que no hay un sentido de pensamiento colectivo. Lo primero que hay que decir es que esto no es un accidente, sino un siniestro de delito vial, que se puede evitar. Esto no le pasa a todo el mundo, les pasa a los conductores que toman y luego manejan.”

Con respecto a los detalles del caso, el jugador del equipo audino fue formalizado por el delito de conducción en estado de ebriedad con resultado de muerte, estableciendo la medida cautelar de prisión preventiva y un plazo de 120 días de investigación.

Al respecto,  Cristopher Silva, hijo de la víctima, señaló a El Mercurioesto no fue un accidente: fue un delito, porque manejaba ebrio: La alcoholemia arrojó 1.53 gramos de alcohol por litro de sangre: ¿Qué reacción o control de su cuerpo puede tener una persona que maneja así? […] Solo pido justicia. Espero que cumpla pena efectiva en la cárcel. Esto se enmarca en la Ley Emilia. Debiese estar por lo menos un año tras las rejas”, expresó.