miércoles, 15 de mayo de 2019

Presidenta de Fundación Emilia participa en Comisión de Transporte del Senado.

Miércoles 15 de mayo.- En el marco del mes de la Seguridad Vial Infantil, y atendiendo la contingencia del país, Carolina Figueroa, Presidenta de Fundación Emilia, asistió a la comisión de transporte del Senado, celebrada durante la mañana del día de hoy. La instancia tenía, como uno de sus fines principales, continuar la discusión del boletín 11.934-15 sobre el proyecto de ley que regula las aplicaciones de transporte remunerado de pasajeros y los servicios que a través de ellas se presten.

A la cámara asistieron La Ministra de Transporte Gloria Hutt junto a su equipo de trabajo, expertos en transporte y seguridad vial, y distintos gremios de taxis y colectivos del país, los cuales expusieron según los tiempos dispuestos por el presidente de la Comisión de Transporte, Francisco Chahuán.

La exposición de Carolina Figueroa, dio inicio mostrando las cifras de siniestros viales vinculados al uso del teléfono móvil en la conducción, datos de análisis propio que realiza la fundación con su equipo de investigación; el cual da cuenta que desde el año 2007 se ha tenido un estallido en los siniestros con la causal “no atento a las condiciones del transito del momento”, que se deduce según informes periciales que el 82% de esa causal estuvo involucrado el uso del celular en la conducción. Dicha cifra se ha sostenido y aumentado paulatinamente gracias a la masificación del smartphone y el aumento del parque automotriz.

Por lo cual, para Fundación Emilia, es vital que una de las medidas que se contemplen en la ley, y el cual se conformó como nuestro primer requerimiento, es el uso de modo coche, mecanismo que ya se utilizan en otros países como España, el cual impide que los conductores de aplicaciones puedan tomar un viaje mientras están trasladando a un pasajero del punto A al punto B, evitando así los segundos de distracción que se requiere para tal acción.

Junto a ello, se señalo que el boletín 12.066-15, el cual se discute en paralelo y que busca regular el uso del celular en la conducción, limitando el uso a manos libres y a las aplicaciones georeferenciales en alta voz, se toparía de frente con esta ley, ya que mientras una la regula la otra lo permite. Por lo que se pidió dialogar entre ambas medidas para evitar problemas a futuro en su aplicación.

Un segundo requerimiento fue la solicitud de implementar un sello de limitación medioambiental, el cual ya ha sido probado por el ayuntamiento de Madrid. Este modelo lo que hace es limitar el traslado de los vehículos mas contaminantes mientras se encuentren sin pasajeros, lo que se traduce en que los conductores que posean vehículos con mayor generación de CO2  estén limitados en su movimiento mientras no tengan pasajeros en su interior, lo que permite reducir la polución de las ciudades.

Como tercer requerimiento, se solicitó que se vuelvan a incorporar los antecedentes para fines especiales, donde se establezcan la Ley 20.000, los artículos 193, 195 y 196 de la Ley de Transporte, y aquellos que estén asociados a delitos sexuales.

Mira la intervención de Carolina Figueroa en el siguiente video: