lunes, 16 de noviembre de 2020

Jornada de Reflexión del COSOC SubTrans en el día en recuerdo de las víctimas de siniestros viales.

Lunes 16 de noviembre.- Durante la mañana de este domingo 15 de noviembre, se conmemoró el Día de las Víctimas de Siniestros de Transito, fecha internacional que se conmemora el tercer domingo de noviembre, y el cual busca visibilizar a las víctimas de siniestros viales y a sus familias.

A consecuencia de ello, es que el COSOC de la Subsecretaría de Transporte organizó gracias a la ayuda técnica de CONASET, un encuentro entre representantes de Organizaciones Sociales relacionadas a la siniestralidad vial para realizar una jornada de reflexión.

Carolina Figueroa, Presidenta de Fundación Emilia, fue invitada a participar de este espacio, en donde recalcó la importancia del trato a las víctimas en el proceso penal para así evitar la revictimización secundaria en las víctimas y familiares. «En Chile las víctimas no tienen ninguna participación en el proceso penal. El Ministerio Público es simplemente el defensor de la sociedad y el Estado, no hay defensoría de víctimas, y si necesitas abogado tienes que contratarlo o acudir a agencias que te brinden apoyo gratuito […] Aquí hay que relevar eso que la siniestralidad vial es un problema de seguridad pública vial, es un problema de tránsito, pero que es transversal a otras agencias Ministeriales, como el Ministerio del  Interior, Justicia, Salud, etc. y relevar el rol del ciudadano como Víctima sin perder los derechos de ser un sujeto activo en la sociedad.»

En la instancia también participó Claudia Rodriguez, Dierctora de la ONG NoChat y Presidenta del COSOC subtrans, Andrés Santelices de la ONG Educleta Chile, Enrique Olivares, Andrea Gaete de MEL, Bernardita Omeñaca y Leslie Ceballos, ambas madres de víctimas de siniestros viales. y Reiner Baack abogado de CONASET.

Las reflexiones giraron entorno al acceso a la justicia, el paso de las familias por el Ministerio Público, una fiscalización efectiva que evite siniestros viales producto de negligencias o incivilidades, y que las acciones tomadas por hechos de conmoción social no pierdan su fuerza con el tiempo. Mientras que los desafíos que se plantearon en los que se deben trabajar de forma inmediata fueron Justicia y no más impunidad.