martes, 2 de abril de 2019

A casi cuatro años se dicta sentencia a conductor de bus que atropelló a un ciclista: “Se pudo tener una sentencia justa.”

Martes 2 de abril.- Hace casi cuatro años que la vida de David Oyarzo Jofré dio un vuelco al ser atropellado mientras se trasladaba en bicicleta por la caletera de la autopista General San Martín, comuna de Colina, por un conductor de un bus de la línea Inversiones Colina S.A., el cual no le prestó ayuda y huyó del lugar.

Fue un 16 de mayo del 2015, mientras retornaba a su hogar como usualmente lo hacía, cuando el bus lo embistió y continúo su marcha, dejándolo a un costado de la vía a su suerte. Tuvieron que pasar dos horas después, y la alerta a carabineros de una testigo que se trasladaba en el mismo bus que lo impacto para que David pudiera ser auxiliado y llevado a un centro asistencial. Su pronóstico no muy alentador, diversas lesiones de distinta consideración cubrían su cuerpo.

Su esposa, Irene Campusano buscó ayuda casi de inmediato en Fundación Emilia, en donde el abogado y Director Legal de la institución, Marco Lillo de la Cruz, acogió su caso y lo representó ad honorem ante tribunales. En cuanto a lo que significó atender y patrocinar esta querella, Marco Lillo nos señala que “en este caso en particular, significó para la víctima que al imputado se le sancionara tanto por el cuasi delito como por la fuga, ya que la fiscalía en un principio, omitió formalizarlo por la fuga. Fue a instancias de esta parte querellante, que se logró que finalmente se le condenara por ambos delitos (cuasidelito de lesiones graves gravísimas y fuga).”

Por otro lado, Irene Campusano, esposa de David, nos comenta de lo largo y desgastador que resultó el proceso penal, que se desarrolló por casi cuatro años hasta obtener una sentencia dictada el día de ayer, lunes primero de abril. “Estamos contentos, porque fue un proceso largo, pero gracias a Dios, a Marco y la fiscal se pudo tener una sentencia justa.”

Con respecto a la labor de Fundación Emilia durante estos cuatro años, Irene recalca lo importante que fue todo el apoyo que les brindó la fundación, comenzando con la representación penal gratuita, la información que se les entregó y la relevancia de lo importante que es entender un proceso penal. “La Fundación [Emilia] fue muy importante, nos ayudaron a entender el proceso, las sentencias, lo que se podía esperar, las leyes, y estamos muy agradecidos por ello.”

Finalmente, Irene comenta que “desde mi punto de vista, que la Fundación [Emilia] haya legislado, haya establecido una ley por la gente que se arranca, por la que abandona a la víctimas me parece importante. Porque finalmente es para que la gente se dé cuenta de lo que tenga que hacer, que es ayudar.”

Este viernes se leerá la condena, y comenzará el largo período de presentación de la demanda civil, que nos enfrentará a un nuevo obstáculo, que significa la disolución de la línea de buses Inversiones Colina S.A. , práctica común en materia de Siniestralidad Vial y que creemos debe ser abordada por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones.