martes, 25 de julio de 2017

Voluntarios y voluntarias de Fundación Emilia se reúnen en Viña del Mar

Fundación Emilia tiene su origen en la ciudadanía. Su motivo de existencia fue la Ley Emilia, una ley que se hizo posible gracias al apoyo ciudadano.

En ese sentido, el aporte que hacen día los voluntarios y voluntarias de Fundación Emilia es fundamental para la difusión de la labor de la Fundación. En palabras de Bejamín Silva, Vicepresidente Ejecutivo de Fundación Emilia “el trabajo de voluntarios y voluntarias es fundamental porque supone un impacto en la educación ciudadana, objetivo central en nuestra labor. Nuestros voluntarios y voluntarias hacen propio los ejes de Fundación Emilia que son sensibilizar, formar y educar a una ciudadanía más consciente y responsable de su comportamiento en espacios públicos”.

Con el objetivo de fortalecer y coordinar de mejor forma el trabajo de voluntarios, esta semana se realizó una reunión de voluntarios en Viña del Mar, ciudad sede de Fundación Emilia. La mayoría de voluntarios no pudo asistir debido a que viven en ciudades lejanas, otros por motivos laborales. Pero los que asistieron, lo hicieron con entusiasmo y muchas ideas para seguir fortaleciendo el trabajo en las bases.

Carol Elgueta, por ejemplo, fue una de las asistentes a la reunión que quedó muy contenta de su participación: “Así se crean instancias para seguir colaborando con la Fundación y para poder difundir más la Ley Emilia. Necesitamos que la gente tome conciencia de la situación. Reunirnos ayuda a que nos escuchemos todos y compartamos ideas. Es fundamental que nos juntemos para generar instancias de opinión y trabajo”.

Otra de las asistentes fue Catalina Martinez, quien tras la reunión afirmó que “es super importante que se den estas instancias, que nos podamos juntar conversar y generar ideas para promover la Fundación y lograr que muchas más personas sepan lo que hacemos y lo que queremos lograr. Buscamos que las personas sean más conscientes y responsables con respecto al manejo y el alcohol”.

Kevin Adasme fue otro de los entusiastas voluntarios que asistieron a la reunión. También tuvo palabras positivas para este encuentro: “La reunión me pareció una instancia positiva porque nos permitió conocernos y materializar ideas e iniciativas en beneficio del objetivo de conscientización ciudadana que se propone la Fundación. Ahora todos tenemos el desafío de tomar un rol más activo en el cambio cultural que se propone y en hacer entender a la gente que no debe conducir cuando bebe alcohol. Por último creo que seria bueno repetir la instancia cada 2 o 3 meses”.

Una de las iniciativas propuesta por los propios voluntarios en esta reunión, fue la de instalar un stand en un punto visitado de la ciudad de Viña del Mar, donde se pueda entregar información a la ciudadanía sobre la labor de Fundación Emilia y donde ojalá también se pueda a acoger a más voluntarios y voluntarios que nos ayuden en nuestra misión.  Esperamos pronto tener noticias sobre esa iniciativa y por cierto esperamos poder reunirnos pronto nuevamente con más voluntarios y voluntarias para poder seguir afianzando esa labora tan importante para Fundación Emilia.