martes, 8 de octubre de 2019

Liceo Polivalente Emilia Toro de Balmaceda nos recibió hoy para la realización de talleres

Martes 08 de octubre.- Con las alumnas del Tercero Medio H especialidad Enfermería y Tercero Medio F especialidad Administración, la Coordinadora del Área de Educación Geraldine Sandoval realizó dos talleres titulados «Educación Vial: autocuidado y seguridad» en el Liceo Polivalente Emilia Toro de Balmaceda dependiente de la administración delegada a la UTEM , ubicado en la comuna de Quinta Normal.

Estos dos talleres son los primeros de un ciclo de ocho talleres que se realizarán en dicha institución con la finalidad de sensibilizar respecto de temáticas relacionadas con ciudadanía, educación vial y seguridad pública. Al ser cursos constituidos en su totalidad por mujeres  llamaron la atención las cifras relacionadas a la variable de género que sitúa en un 96% los hombres detenidos por Ley Emilia, y, por supuesto, el récord mundial logrado en los cinco años de promulgación de la ley al disminuir en un 57% los fallecidos por conductores con alcohol

Daysi Uribe, Psicóloga de los niveles de Segundo y Tercero medio expresó al finalizar la jornada: «el taller lo encontré bastante interesante, bien adecuado el lenguaje para llegar a las estudiantes adolescentes, entrega muchos datos que son de desconocimiento para una persona que nos está involucrada en el estudio del consumo de alcohol y drogas, me parece súper interesante además que se esté dando más énfasis al tema de las drogas, del narcotest y como te mencionaba también me llama la atención que Chile tenga tenga la catalogación bajo la influencia del alcohol, porque uno lo toma como si fuera real pero no es así, ¿por qué existe este vacío legal entonces? se le da garantías a personas que están jugando con la vida de cualquier persona, no sólo la de ellos, y uno queda con esa pregunta un poco descolocada, pero súper bien, que bueno que están haciendo estos talleres  y que bueno que se abran estos espacios en los colegios para que las estudiantes sean el cambio social, entonces ellas tienen que ir con otra idea de enfrentarse a situaciones en que se vean en peligro y ser capaces de decir: si él está bajo el efecto del alcohol es mi derechos decir sabes qué, yo no me subo y eso es súper importante porque aún cuesta, cuesta sobre todo cuando hay poco consumo de alcohol y uno dice ya, bueno, pero la idea es que ellas vayan siendo concientes de que no, que no es así, que no está bien». Por su parte Claudio Vega, profesor de Administración señaló: «El taller que acabo de escuchar sobre la Ley Emilia es muy importante, interesante, incluso yo aprendí algunas cosas que no conocía y me parece muy bien que se haga esto en colegios porque así se toma conciencia desde los adolescentes hasta las personas las cuales ustedes como público objetivo quieren llegar»

De las alumnas presentes Anaís, del Tercero H dijo que el taller le «gustó harto porque es bien informativo, había cosas que no sabía cómo cuánto es la cantidad máxima de alcohol que se puede consumir para conducir, lo encontré muy entretenido, de hecho me gustaría participar de lo que hace la Fundación». Su compañera Fátima también le «gustó, de hecho encuentro que lo que están haciendo de querer disminuir el límite de alcohol permitido en la conducción está muy bien, también me gustaría que las condenas fueran más altas porque estamos hablando de muertes no estamos hablando de golpes o algo así»

De las alumnas de Tercero F, Belén señaló que «El taller estuvo muy dinámico, aprendí varias cosas que, la verdad, desconocía totalmente, además de aprender que no debo conducir con alcohol o con drogas, también aprendí que tengo que evitar que las personas lo hagan, entonces creo que es muy importante para que nosotros como parte de la sociedad tenemos que aprender a convivir de manera responsable» y Verónica que «El taller es muy bueno porque todos los días vemos que pasan cosas, no sólo por conductores ebrios, también por imprudencia, además se veía la impunidad de algunas personas, así que encuentro bien que se enseñe estas cosas en los colegios; ahí los adolescentes se dan cuenta, porque hay muchos adolescentes que fuman marihuana y beben y dicen a mí no me va a pasar nada»