Miércoles, 24 de Mayo de 2017

Carta abierta de Carolina Figueroa a la ciudadanía

Me gustaría invitar a la ciudadanía a formularse una sola pregunta ¿Dejaría de perseguir justicia si pierdo a un ser querido por una irresponsabilidad ajena? Y desde ese lugar, reflexionar sobre como contribuir a sensibilizar al Gobierno y al Parlamento, que impulsaron la Ley Emilia, a sostener todos los esfuerzos necesarios para corregir un problema jurídico-administrativo que quiebra el espíritu de esta iniciativa. Estamos frente a un momento crítico, que supone el riesgo de que una ley iniciada en un movimiento ciudadano, discutida por diputados y senadores, promovida por el Gobierno, quede convertida en letra muerta por el Tribunal Constitucional.

De igual forma en reunión formal con el Ministerio Público, el Fiscal Nacional (s) Pablo Gómez, nos comunicó que se adoptaría la medida de no presentar observaciones en los casos presentados en el Tribunal Constitucional por el artículo 196 tercero, a solo días de haber participado de una cuenta pública en que se aseguraba la inclaudicable defensa de las víctimas por esta institución, el organismo encargado de perseguir los delitos en representación del Estado ha renunciado a presentar sus alegatos y con ello las víctimas quedan sin voz.

Nuestra responsabilidad es levantar esa voz, por la memoria de la víctimas, por sus familias y también por mejores políticas públicas en pos de la seguridad para todos, por lo que seguiremos luchando por preservar el espíritu de la ley.

Por Dante, Juanita, Camila, Rodrigo, Benjamin, Andrés, Rosa…comparte y ayúdanos a divulgar lo que esta pasando con Ley Emilia en el Tribunal Constitucional.

Carolina Figueroa
Presidenta Fundación Emilia